Reconocidos cocineros, hosteleros y emprendedores de éxito andaluces se han dado cita hoy en Córdoba para compartir sus experiencias en el sector de la gastronomía en el Culinary Action! Córdoba, organizado por el Basque Culinary Center y que cuenta con el patrocinio de HEINEKEN España.

Un taller que analiza la situación actual del sector hostelero centrado en promover el debate a partir de casos de éxito de importantes representantes del mundo de la gastronomía andaluza, contados en primera persona por sus protagonistas: chefs y emprendedores que, como propietarios y/o gestores de sus negocios, asumen un papel de empresarios; y, además, otros profesionales ligados a la gestión e innovación en el sector hostelero.

HEINEKEN España, miembro del patronato del Basque Culinary Center, “muestra con este tipo de iniciativas su apoyo a la gastronomía y a la innovación en la hostelería”, tal y como afirma Ada Bernal, Directora Regional de Relaciones Institucionales de HEINEKEN España. En este sentido, Bernal ha recalcado cómo la compañía cervecera apuesta por “la profesionalización de la hostelería, por la formación y por el emprendimiento a través de las Escuelas de Hostelería de la Fundación Cruzcampo”, cuyo índice de empleabilidad alcanza el 80%.

Córdoba se convierte, tras Barcelona y Vitoria, en la tercera parada de las jornadas Culinary Action! 2017. Esta nueva cita se ha estructurado en torno a mesas redondas y ponencias de 10 emprendedores, con la participación de profesionales del sector gastronómico de Córdoba y Andalucía a través de distintos temas de debate, en los que han transmitido una visión general de sus propios proyectos gastronómicos, y que tienen tres aspectos comunes de los que los asistentes han podido tomar nota: la creencia en uno mismo, aprender de los fracasos y rodearse de un buen equipo.

 

Los gastroemprendedores andaluces han coincidido en la importancia del fracaso como aprendizaje para el éxito, “vivimos en una sociedad donde se tiene miedo al fracaso, y hay que fracasar muchas veces para poder hacer cosas interesantes” ha apuntado Paco Morales del restaurante Noor de Córdoba, donde se puede “comer la Historia de Córdoba”. En este sentido, Dani García, ha reconocido “me he equivocado mucho en mi vida para estar donde estoy”. Este reconocido cocinero malagueño ha dibujado la evolución de su negocio de restauración que comenzó con “la pasión y la libertad en la cocina” aunque asegura, parafraseando a Ferrán Adrià, que ha tenido “muchos momentos en mi vida en los que sólo yo creía en mí mismo” y ha reflejado esa “soledad inquietante que sentimos los cocineros a nivel empresarial y financiero”. Partiendo de estos ingredientes, Dani García ha explicado que le cambió la vida descubrir que el objetivo de su negocio debía ser sentirse feliz y tener libertad para cocinar, y lo ha alcanzado gracias a “saber rodearse de un buen equipo al que debes transmitir las ganas, la pasión y la fe en uno mismo”.

Todos han coincidido también en la importancia de “encontrarse con uno mismo”, como ha asegurado Kisko García del restaurante Choco de Córdoba, “y creer en lo que uno hace superando la incomprensión de los pioneros”. Pero “sin forzar la necesidad de estar continuamente creando, hay que dejar reposar las ideas” según Ricardo Sanz del Grupo Kabuki.

Para concluir este día de grandes emprendedores de la gastronomía andaluza, en mesa redonda se ha presentado la realidad de los negocios hosteleros en la actualidad andaluza que se caracteriza por la diversidad y la creatividad según han puesto de manifiesto Marta Girón (La Taberna del Chef del Mar, El Puerto de Santa María) o Paco y Narciso López Barbero (La Cuchara de San Lorenzo, Córdoba), Javier Campos, Periko Ortega y Juan José Ruiz.

El Basque Culinary Center, la primera Facultad de Gastronomía de España -ubicada en San Sebastián -, abrió sus puertas hace ya cinco años y desde entonces no ha cesado de trabajar para lograr su objetivo de desarrollar sinergias de la cocina con la gestión, la ciencia y otras disciplinas. Entre otras iniciativas, el centro de formación gastronómica desarrolla actividades de formación para entusiastas como Culinary Action!, un taller con el que promueve la creación y el desarrollo de nuevos formatos y negocios en el sector agroalimentario y gastronómico. Y esto lo consiguen apoyándose en diferentes perfiles de emprendedores urbanos que han demostrado con creces su capacidad para montar negocios gastronómicos de éxito.