Cruzcampo volverá a ser patrocinador oficial del Festival de Málaga, reafirmando su compromiso con un evento clave para la cinematografía en español y la cultura malagueña, al que apoya desde hace diez años.

El acto de renovación del acuerdo, que se mantendrá vigente hasta 2021, ha contado con la participación del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; del director del Festival de Málaga. Cine en Español, Juan Antonio Vigar; y de la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Málaga, Gemma del Corral. Junto a ellos ha estado la directora regional de Relaciones Institucionales de HEINEKEN España, Ada Bernal, quien ha destacado que “para Cruzcampo es un orgullo seguir apostando por Málaga y la cultura en Andalucía a través de un evento de la envergadura del Festival de Málaga, que ha hecho de esta ciudad un referente a nivel nacional e internacional. En los próximos meses, Cruzcampo presentará el plan de activación con el que seguirá apostando por acercar esta gran cita a la ciudadaníacomo parte de su firme apuesta por acompañar el disfrute de los malagueños en momentos clave como éste”.

La colaboración entre Cruzcampo y el Festival de Málaga también contempla iniciativas como el ‘Movie Score Málaga’ (MOSMA), festival internacional de música de cine que celebrará su tercera edición en julio; y ‘Cine Abierto’, el ciclo de cine al aire libre del que cada verano disfrutan todos los distritos de Málaga de forma gratuita.

Esta inversión cultural, sumada al apoyo de instituciones como el Centre Pompidou Málaga, del que es el principal patrocinador a través de la Fundación Cruzcampo; o a la reciente apertura de ‘La Fábrica –cervecera del Soho Málaga- de Cruzcampo’, reafirma el compromiso que desde hace años une a Cruzcampo con Málaga, con el objetivo de potenciar el valor de esta ciudad como destino cultural de referencia en España.

Sobre el Festival de Málaga

El ‘Festival de Málaga. Cine en Español’ celebra su XXI edición entre los días 13 y 22 de abril de 2018, contando una vez más con Cruzcampo entre sus patrocinadores oficiales. La cita, que el año pasado amplió sus horizontes con un claro signo de aperturismo, pretende convertir a Málaga en referente del cine en español, favoreciendo con ello la promoción y difusión del cine iberoamericano, una comunidad cultural unida por un idioma y raíces comunes. En su última edición, supuso un flujo económico de aproximadamente 1.400.000 euros en la ciudad de Málaga, la contratación de 150 empresas locales y una ocupación hotelera media cercana al 90% durante la celebración del Festival.