Conscientes de la importancia de estar cerca de los consumidores y las comunidades en las que trabaja, HEINEKEN España produce prácticamente el 100% de los más de mil millones de litros de cerveza que comercializa en nuestro país y que se elabora en sus cuatro fábricas localizadas en Sevilla, Madrid, Valencia y Jaén. Así, HEINEKEN España es la única gran cervecera que cuenta con fábricas en la Comunidad de Madrid y en la Comunidad Valenciana.

Con un gran heritage, la cervecera continúa escribiendo sus 150 años de historia de la mano de sus marcas en España que se remontan a principios del siglo XX, con el nacimiento de Cruzcampo en Sevilla y El Águila en Madrid. Desde entonces, la compañía ha trabajado intensamente con empresas locales relacionadas con el sector. En este sentido, la compañía antepone a los proveedores locales, ya que el 91% del total de todas sus compras en 2019 ha sido a empresas en España, con quienes trabajan para mantener los estrictos estándares de calidad de marcas icónicas como Cruzcampo, Amstel y Heineken®.

Igualmente, el 91% de las materias primas que actualmente utiliza la compañía para la elaboración de sus cervezas (malta o lúpulo entre otros) se compra a proveedores en España. En el caso de la malta, el año pasado la compañía logró que cerca del 100% de este producto fuese de origen local, lo que supone entre 140 mil y 150 mil toneladas de malta. Asimismo, más del 30% de malta y maíz utilizados para elaborar sus cervezas proceden ya de cultivos sostenibles certificados.

De este modo, la cervecera contribuye a dinamizar el sector primario, y, gracias a la colaboración con Intermalta fomenta el cultivo de cebada local, manteniendo más de 1.000 contratos con agricultores de Andalucía con una superficie de cultivo de 13.543 hectáreas.

En palabras de Carmen Ponce, directora de Relaciones Corporativas de HEINEKEN España “en HEINEKEN España construimos nuestra historia de la mano de marcas con una fuerte vinculación local como es el caso de Cruzcampo, Amstel, El Águila o El Alcázar. Para ello, continuaremos confiando en proveedores locales y utilizando ingredientes de origen español a fin de seguir elaborando cervezas que le gusten al mundo: a la sociedad y al planeta”.

Fruto de su compromiso con el medio ambiente allí donde opera, HEINEKEN tiene en España como objetivo convertirse en la cervecera más verde y, por eso desarrolla una ambiciosa estrategia de sostenibilidad en orden a proteger el agua como recurso natural y reducir significativamente nuestras emisiones. Su ambición es devolver a la naturaleza toda el agua que consume. Así, la compañía lleva a cabo diferentes proyectos en torno a nuestras fábricas de Sevilla, Jaén y Valencia, que han supuesto la devolución a la naturaleza de más de 1.400 millones de litros de agua. Desde 2015, y gracias al acuerdo con otras instituciones, este tipo de intervenciones se han convertido en ejemplos de éxito de colaboración público-privada en el cuidado medioambiental. En su búsqueda de obtener un sabor 10 con 0 emisiones, HEINEKEN elaborará todas sus cervezas con electricidad 100% renovable, procedente de energía solar gracias al acuerdo con Iberdrola. A través de esta iniciativa se está construyendo una nueva planta fotovoltaica en exclusiva para la cervecera localizada en El Andévalo (Huelva), mediante un acuerdo de compraventa de energía a largo plazo (PPA, Power Purchase Agreement). Asimismo, próximamente concluirá la instalación térmica de biomasa en la planta de Jaén convirtiéndola en la primera fábrica 0 emisiones de una empresa cervecera en Europa que elabora sus cervezas con el 100% de energías renovables, tanto solar como térmica.

Pero la responsabilidad de la cervecera no acaba aquí, ya que HEINEKEN ha mostrado su total compromiso con la sociedad española durante la pandemia provocada por la COVID-19. En este aspecto, todas las acciones de la compañía se centraron en apoyar al sector hostelero, uno de los más afectados por esta crisis, y corazón de su negocio. Por ello, puso en marcha el movimiento social #FUERZABAR al que otras marcas líderes del sector se unieron y gracias al cual se ha ayudado a bares y restaurantes a llenar sus almacenes con 21,2 millones de productos. Además, la compañía a través de sus marcas Cruzcampo, Amstel y Heineken®, puso en marcha diferentes acciones como donación de producto, fabricación de mascaras protectoras y aportaciones de alcohol para la desinfección entre otros.

La compañía paga sus impuestos en España con una contribución cercana a los 340 millones de euros en impuestos en nuestro país. Igualmente, la familia de HEINEKEN España se compone por cerca de 1.500 empleados, la cervecera genera más de 109.500 puestos de trabajo indirectos.