El Alcazar

Jaén, 28 de marzo de 2019 – El Castillo de Santa Catalina ha acogido hoy la presentación de El Alcázar, una cerveza con identidad propia originaria de Jaén que, casi 100 años después de su nacimiento, vuelve a elaborarse en la capital jiennense con una receta inspirada en la original de 1928, con cuerpo, sabor intenso y muy refrescante.

La presentación de El Alcázar, celebrada en este espacio emblemático de la ciudad al que siempre ha estado muy vinculado esta cerveza, ha contado con la presencia del alcalde de Jaén, Francisco Javier Márquez, el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, junto a una nutrida representación de la sociedad jiennense, como por ejemplo el cocinero recientemente galardonado con una Estrella Michelin Pedro Sánchez, el humorista David Navarro o la artista Roko.

Richard Weissend, presidente de HEINEKEN España, ha manifestado su emoción por “celebrar el renacimiento de una marca tan emblemática y querida como El Alcázar. Una marca centenaria como nuestra vinculación con Jaén, que se remonta a 1921, año en que se abre la primera fábrica de cervezas en el centro de la ciudad. Desde entonces siempre nos hemos sentido parte de la sociedad jiennense, una unión que hoy se refuerza más aún”.

Por su parte, Marta García, directora de Marketing de HEINEKEN España, ha mostrado su agradecimiento por la calurosa acogida que ha tenido la cerveza El Alcázar, que en pocas semanas ha agotado su primera producción. “Estamos muy felices de festejar la vuelta de una auténtica leyenda que, como este castillo, atesora un gran legado y que ha sabido evolucionar y adaptarse a nuestros días sin renunciar a su origen”, ha manifestado.

La cerveza El Alcázar se reinventa con maestría para ofrecer una cerveza de máxima calidad. Inspirada en la receta original, vuelve como una cerveza con cuerpo, sabor intenso y fuertes notas aromáticas. El Alcázar es una cerveza especial, que se equilibra con el amargor ligeramente floral y cítrico del lúpulo, que se añade manualmente al final del proceso de ebullición, consiguiendo una cerveza de gran personalidad y muy refrescante.

Asimismo, la nueva botella recupera el color verde original de 1928, exactamente un día 28 de febrero, hace 91 años y, por supuesto, el icónico Castillo de Santa Catalina, emblema de la marca desde su origen. La marca ha dejado una huella indiscutible en la sociedad de Jaén y en gran parte de Andalucía, hasta el punto de que ha inspirado la creación de un movimiento cultural denominado “Artcázar”, que ha ayudado a mantener vivo el recuerdo de la marca, algunas de cuyas obras se han expuesto en el Castillo durante el evento.

Espectáculo en la presentación de la cerveza El Alcázar

La cerveza El Alcázar se elabora en pequeñas producciones en la fábrica de La Imora de HEINEKEN España en Jaén, una planta con auténtica “alma de microcervecería” que recibe su nombre del manantial de aguas de excelente calidad sobre el que se encuentra asentada, y que son empleadas para la elaboración de esta cerveza. Estas instalaciones se han ido modernizando con las más novedosas tecnologías, manteniendo y mimando al mismo tiempo los procesos más artesanales y tradicionales de elaboración de cervezas, de forma que la fermentación, maduración y filtración aún se realizan con esmero de forma manual.

Richard Weissend ha reforzado la apuesta de HEINEKEN España por Jaén y por esta fábrica, que da empleo a 120 personas y juega un papel muy relevante en la vanguardia del desarrollo y el lanzamiento de nuevos formatos y productos dentro de la compañía. Además, ha resaltado que esta apuesta “la llevamos más allá, con la instalación de una planta de biomasa para reducir nuestras emisiones y con iniciativas como el Proyecto Olivo para mejorar la eficiencia en el uso de agua mediante el cultivo de cebada cervecera en campos de olivar de Jaén y Granada”.