• La fábrica de Cruzcampo en Sevilla está produciendo pantallas con sus equipos de impresión en 3D, válidas para la protección sanitaria de profesionales con riesgo de contagio.
  • Hoy se ha realizado la entrega de 360 unidades al Ayuntamiento de Málaga que las destinará a la protección del personal de ayuda a domiclio del Área de Derechos Sociales.
  • Esta iniciativa se suma a las medidas que HEINEKEN España, a través de su marca Cruzcampo y de la Fundación Cruzcampo, está llevando a cabo para hacer frente a la situación ocasionada por el coronavirus.

Málaga, 14 de abril de 2020 –La Fundación Cruzcampo ha hecho entrega al Ayuntamiento de Málaga de 360 pantallas faciales protectoras para uso del personal de ayuda a domicilio del Área de Derechos Sociales, Igualdad, Accesibilidad y Políticas Inclusivas, sumándose así a las iniciativas de apoyo a los colectivos profesionales más expuestos que están surgiendo en torno a la crisis del COVID-19.

La cervecera pone de esta forma sus medios y el conocimiento de sus equipos al servicio de la comunidad sanitaria en la fabricación de este elemento de protección gracias al uso de impresoras 3D en su fábrica de Sevilla. “Saber que con nuestro trabajo podemos ayudar a proteger a quienes ponen en riesgo su salud atendiendo a nuestros mayores y a las personas más vulnerables en esta crisis, nos ilusiona y nos motiva para dar lo mejor de nosotros mismos”, señala Juan Candau, director de la fábrica de Cruzcampo.

La fábrica de Cruzcampo tiene una capacidad de producción de hasta 150 pantallas faciales protectoras diarias con 3 turnos de trabajo, que ha puesto ya a disposición de diversas administraciones, como el Área de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Málaga, para su distribución entre el personal más expuesto, como es el caso de los profesionales que realizan las labores de asistencia y ayuda a domicilio.

De esta manera, HEINEKEN España quiere mostrar su apoyo a la sociedad, con especial mención al trabajo enorme de las autoridades sanitarias y el personal médico. Esta iniciativa se suma a las medidas que la compañía cervecera está tomando en relación a la situación originada por el COVID-19.

Para HEINEKEN España es prioridad absoluta la seguridad y la salud de sus trabajadores y la de aquellos con quienes colabora en toda la cadena de valor de la hostelería y alimentación. Por ello, está respondiendo a la situación actual adoptando medidas preventivas para cuidar a sus empleados y a los que tiene cerca, y para garantizar la continuidad de su servicio a clientes y consumidores.

En línea con las recomendaciones de la OMS y el Ministerio de Sanidad, HEINEKEN España ha implementado teletrabajo, restricción de desplazamientos, medidas de higiene y de vigilancia de la salud, tanto física como psicológica, para ayudar a gestionar la ansiedad e incertidumbre que esta situación genera. Igualmente, ha puesto en marcha medidas específicas en sus fábricas y está promoviendo el teletrabajo entre el resto de empleados, incluida la fuerza comercial.