• La nadadora olímpica Ona Carbonell fue la encargada de la tradicional apertura de barril que pone el punto de partida a cada cita de Oktoberfest
  • El festival estará abierto al público hasta el 13 de octubre en Plaza Universo de Fira de Barcelona y los asistentes podrán disfrutar en exclusiva de Paulaner Oktoberfest Bier
  • Como novedad, este año la oferta gastronómica bávara ha sido diseñada en exclusiva por el chef Salvador García

Barcelona, 04 de octubre de 2019. Oktoberfest, la fiesta cervecera más conocida de Alemania, inauguró ayer en Barcelona su octava edición. La celebración, llevada a cabo en Plaza Universo de Montjuïc, contó con más de 10.000 asistentes aficionados a la cerveza que disfrutaron de música en directo, gastronomía bávara y cerveza Paulaner Oktoberfest Bier, cerveza oficial de la Oktoberfest de Múnich traída desde Baviera especialmente para esta ocasión.

Como punto de partida a este evento que año tras año despierta el interés de barceloneses y visitantes de la ciudad, la organización celebró un corte de cinta inaugural a cargo de María Antonia von Schönburg, de la Cámara de Comercio Alemana. Un acto del que la organización alemana está “orgullosa de poder llevar a cabo una edición más, porque es una muestra de que la cultura muniquesa y las tradiciones bávaras, que nos esforzamos en mostrar más allá de nuestras fronteras, son recibidos con cariño en otros lugares del mundo”.

A este acto, que abrió las puertas del evento de manera oficial, le siguió la tradicional apertura de barril a cargo Ona Carbonell. Al grito O’ Zapft is! (¡Está abierto!), la nadadora olímpica protagonizó el brindis que inauguró la fiesta y que para Ona “ha sido una experiencia muy divertida. Durante las épocas de entrenamiento y competición tengo que ser muy estricta con mi alimentación, pero de vez en cuando me gusta tomarme una cerveza. Nunca he tenido la oportunidad de vivir la Oktoberfest de Múnich pero aquí dentro parece que hayamos viajado hasta Alemania gracias al ambiente, la música, la comida y por supuesto los brindis con cerveza”.

Como parte del evento, se celebraron actividades tradicionales del folclore alemán entre las que destaca el concurso de levantamiento de jarras de cerveza o el concurso de trajes típicos bávaros.

Una fiesta tradicional muniquesa en el centro de Barcelona

Del 03 al 13 de octubre, la VIII edición de Barcelona Oktoberfest trae consigo novedades como la oferta gastronómica de platos tradicionales bávaros diseñada para la ocasión por el chef barcelonés Salva García y una carpa de cocina donde se gestionará en exclusiva comida para celiacos. Además, como cada año, el evento contará con música en directo y una amplia variedad de cervezas, entre ellas la Paulaner Oktoberfest Bier, la edición limitada que la cervecera alemana elabora cada año especialmente para esta fiesta como una de las seis cervezas oficiales de la Oktoberfest de Múnich.  Además de esta variedad los asistentes al evento podrán degustar otras de las cervezas Paulaner como la Hefe-Weißbier Naturtrüb, la Paulaner Salvator, la Paulaner Münchner Hell o la Paulaner Dunkel.

La popularidad de la cerveza Paulaner ha traspasado desde siempre los confines de la ciudad de Múnich.  La excelente calidad de esta cerveza, la sabiduría de sus maestros cerveceros y el famoso estilo de vida bávaro tan solo son algunos de los factores responsables del éxito de la Cervecería Paulaner en todo el mundo y ahora también, en Barcelona.

Gracias a esto, los asistentes al Oktoberfest de Barcelona podrán sentirse como auténticos muniqueses en un recinto de acceso gratuito que este año ha ampliado a 600 el número de mesas disponibles para las que podrán realizarse reservas generales y VIP a través de https://www.oktoberfest-barcelona.es/.

Con esta iniciativa, que se ha convertido en una de las citas obligadas de los amantes de la cerveza, Oktoberfest Barcelona y Paulaner quieren acercar la cultura muniquesa a Cataluña.

Por otra parte, la organización llevará a cabo una campaña de recogida de alimentos – durante todo el tiempo que dura el festival- que donará a la Fundació y comedor social Capedró y al proyecto Imagina ser Feliz.

Tras esta edición, Paulaner quiere continuar siendo embajadora de la cultura tradicional bávara, y acercar la cultura y la hospitalidad alemana al público español, aficionado a compartir cerveza, comida y música.