Por segundo año consecutivo, la cervecera alemana Paulaner trae a Madrid su jardín de la cerveza muniqués. Situado en esta ocasión en el Paseo del Pintor Rosales 16. Paulaner Biergarten ha abierto sus puertas desde el 17 de julio y seguirá abierto hasta el 29 de septiembre, tanto para los madrileños como para los visitantes de la capital, se trata de un espacio al aire libre donde disfrutar de actividades de ocio relacionadas con la gastronomía, la cerveza y la cultura bávara.

Paulaner Biergarten ha desarrollado diferentes actividades vinculadas a la gastronomía como por ejemplo catas de la mano de una maestra cervecera de la marca y talleres de fotografía Foodie así como un taller de elaboración de bretzel. Todas estas actividades se reanudarán a partir del 27 de agosto, dejando para estas dos primeras semanas del mes la posibilidad de que los asistentes a Biergarten disfruten de sus cervezas Paulaner maridadas con la mejor gastronomía alemana. Los horarios, la reserva de plazas y más información* pueden consultarse en http://www.paulanerbiergarten.es/. Las plazas son limitadas hasta completar aforo.

Para todos aquellos que se sientan atraídos por la gastronomía y quieran poner a prueba sus habilidades, Javier Cocheteux, liderará un taller de bretzel en el que contará de primera mano todos los trucos para preparar este producto alemán por excelencia.

Javier Cocheteux, Licenciado en Marketing y Dirección de Empresas, y apasionado por la gastronomía desde siempre, decidió apostar por lo que siempre ha sido su vocación y junto a su padre creó Pan Delirio – un obrador de pan artesanal-. En este local ubicado en la calle de Juan Bravo, 21 se elaboran diariamente hasta 14 tipos de panes diferentes, todos con harinas ecológicas certificadas y sin aditivos.

Tras el descanso de los talleres de Paulaner Biergarten, Javier volverá a la carga los próximos 28 de agosto y 3 de septiembre para sorprender a todos con su propia versión del típico bretzel alemán.

Para esta receta, Javier ha querido darle un toque más saludable a la misma sin perder el sabor característico de un típico bretzel alemán. El bretzel que prepararán los asistentes al taller tendrá una menor cantidad de levadura fresca y una mayor cantidad de Masa Madre, que ya llevará entre 8-24 horas reposando en frío (2ºC), consiguiendo así una reacción enzimática que degrada la estructura del gluten y los minerales del trigo haciendo que el producto sea más sano y digestivo y que además tenga una mayor duración.

 

Con la puesta en marcha de Paulaner Biergarten, la cervecera alemana continúa su apuesta por acercar la cultura bávara a España a través de una tradición que se remonta al siglo XVI en Múnich. Para mantener la cerveza en frío durante los meses más cálidos del año, las cerveceras excavaban sótanos profundos en sus alrededores, sobre los cuales se plantaban castaños para darles sombra. Estos jardines se convirtieron pronto en populares puntos de encuentro de los muniqueses que querían disfrutar de la cerveza fresca y gastronomía alemana.