Decía Platón que «aquel que inventó la cerveza era un hombre sabio«, lo que nos demuestra que la cerveza lleva existiendo mucho más tiempo del que podemos imaginar. Desde su origen, esta bebida milenaria nos ha brindado grandes momentos de disfrute a lo largo de nuestra historia.

Todos sabemos que son sus ingredientes naturales los que hacen esta bebida tan especial, pero a veces olvidamos que uno de sus elementos más importantes es intangible: su componente social. Con una cerveza brindamos por las alegrías y los éxitos, compartiendo un momento de disfrute con los nuestros. Esa es la magia de esta bebida, toda la vida que genera a su alrededor.

El primer viernes de agosto celebramos el día mundial de la cerveza que es la reina por excelencia de las terrazas españolas y más aún cuando llega el calor del verano. Todos sabemos que ayuda a combatir las altas temperaturas, que es el acompañamiento perfecto para muchas comidas y tapas, motivos por los cuáles nuestro país consume más de 35 millones de hectolitros de esta bebida fermentada cada año.

A pesar de llevar miles de años entre nosotros y de ser una de las reinas indiscutibles de la hostelería, la cerveza sigue siendo una gran desconocida para muchos consumidores. Y no porque no la hayan probado, sino porque es tan rica en matices, propiedades e historia que resulta difícil desentrañar todos sus secretos. Por eso, la familia HEINEKEN España, con más de un siglo elaborando cerveza a sus espaldas y un diverso portfolio de variedades, te cuenta todo lo que no sabías de este ‘oro líquido’ para que te conviertas en un experto la próxima vez que la tomes con amigos y familia:

  1. El 95% de este producto es agua, además, la cerveza es una bebida natural 100%, porque solo emplea ingredientes naturales como los cereales, malteados o no, y lúpulo, que mezclados sabiamente con el agua producen un líquido dulce y amargo a la vez, conocido como mosto cervecero, así los componentes de la levadura transforman los azúcares del mosto en alcohol.
  2. España es el país europeo que más cerveza sin alcohol consume: a los españoles nos gusta la cerveza, en todas sus variedades. Cerca del 15% del consumo de cerveza de los españoles corresponde a esta variedad, lo que sitúa nuestro país a la cabeza de la Unión Europea. Una de las más consumidas en nuestro país es la Heineken 0,0, su proceso de elaboración, al igual que Heineken®, es el más largo de las cervezas de su categoría, con una duración de 28 días y fermentación en tanques horizontales.
  3. Ya se consumía hace más de 6.000 años: son muchas las civilizaciones clásicas que han incluido la cerveza en su dieta, de hecho, la elaboración de la cerveza se consideraba un proceso sagrado y en la antigüedad eran las mujeres las únicas que podían ser cerveceras profesionales pues se consideraba que descendían de la diosa de la cerveza. Por nuestra parte, la afición de los españoles por la cerveza comenzó en el año 3.000 A. C.
  4. La fermentación marca la diferencia: hay tantos tipos de cerveza como paladares para degustarlas, pero todas se pueden dividir en dos grandes grupos, según su proceso de fermentación. Las que se fermentan a bajas temperaturas pertenecen a la categoría lager, son más ligeras y suelen ser espumosas y suaves, representan la categoría más consumida en España, como ejemplo tenemos: Amstel Original, Amstel Clásica, Cruzcampo Especial, Heineken, El Águila y 18/70, esta última adaptada al gusto del Norte. Por otro lado, las que se someten a procesos de fermentación con temperaturas más altas se denominan ale, tienen aromas más afrutados y tienden a ser más cremosas y oscuras, como las cervezas de trigo, abadía, trapenses o la negra stout. Como ejemplo tenemos la citada Cruzcampo Andalusian IPA, o nuestras black beers de la inconfundible marca Guinness.
  5. La primera cerveza Radler que se comercializó en España fue Amstel Radler, una cerveza que hoy es líder indiscutible en este mercado por su sabor y calidad. Esta cerveza ofrece una fusión única entre el gran sabor de la cerveza Amstel, mezclada con zumo de limón natural. Además, España ya cuenta con una Radler Tostada 0,0, la última innovación de la marca Amstel que ha llegado para revolucionar el mercado de las radler.

Podríamos hacer esta lista infinita y demostrar que, pese a ser la indiscutible protagonista de nuestros momentos de disfrute, todavía nos queda mucho por conocer de esta bebida de un valor incalculable para nuestro país. Pero en vez de eso, brindemos por ella, y por seguir teniendo motivos con los que reunirnos con una buena cerveza en la mano.