La vinculación de la familia HEINEKEN España a Jaén se remonta a 1921 y supone un importante revulsivo económico, social e institucional para una provincia en la que genera más de 100 puestos de trabajo directos y cerca de 5.000 empleos indirectos, el 86% en hostelería. En concreto, en los últimos tres años, la cervecera ha invertido 6,4 millones de euros para aumentar la eficiencia y capacidad de envasado de su fábrica de Jaén, además de desarrollar diferentes programas de ahorro energético, agua, innovación agrícola y economía circular que contribuyen a impulsar las oportunidades de futuro de la región.

Una vinculación que ha destacado Etienne Strijp, presidente de HEINEKEN España, en su primera visita a la fábrica jienense: “El compromiso de HEINEKEN España con Jaén es incuestionable y se remonta a 1921 gracias a marcas tan emblemáticas como Cruzcampo y El Alcázar. Somos parte de esta comunidad y, conscientes del papel que la industria y la cerveza puede jugar en la vida diaria de su gente, seguiremos colaborando con la administración pública, con las empresas de la región y con los jienenses para contribuir a impulsar el crecimiento sostenible de esta tierra a la que tanto nos une”.

Durante su reunión conjunta en el Ayuntamiento, Julio Millán, alcalde de la ciudad de Jaén, ha dado la bienvenida a Strijp destacado el fuerte vínculo social, económico, laboral y hasta cultural que se ha establecido entre la ciudad y la fábrica de HEINEKEN en Jaén. “Es una referencia esencial en la vida de esta ciudad, un ejemplo de fidelidad a un territorio, de empuje y sostenibilidad en sus políticas de desarrollo y crecimiento. Contar con esta fábrica en Jaén es tener un importante motor económico para una ciudad que nos referencia como capital y sirve de ejemplo para quienes quieran como HEINEKEN apostar por nuestra tierra”.

 

La fábrica de La Imora, modelo industrial de sostenibilidad: cero emisiones, residuos y huella hídrica

La fábrica de HEINEKEN España en Jaén, la única de su categoría en la ciudad y un motivo de orgullo para los jienenses y las instituciones andaluzas, es un referente nacional e internacional en materia de sostenibilidad. Un modelo a seguir para impulsar la transición verde de la industria española que inspira el camino emprendido por la cervecera en el resto de sus fábricas para llegar a ser cero emisiones, cero residuos y cero huella hídrica en España antes de 2025, tres objetivos que en Jaén ya son realidad.

En 2021 se convirtió en la primera fábrica cero emisiones de España y la mayor de Europa en su categoría, que funciona exclusivamente con energías 100% renovables: electricidad verde de origen solar y energía térmica procedente de biomasa de restos agrícolas, preferentemente de proveedores locales. Esto le permite evitar la emisión de 4.000 toneladas de CO2 cada año (2.500 toneladas de CO2 por biomasa y 1.500 toneladas de CO2 por electricidad renovable).

Ese mismo año había conseguido ser también la primera fábrica del sector de bebidas de España en obtener el sello de “De Residuos a Recursos: Zero a Vertedero”. Y desde 2019 es, junto a la fábrica de HEINEKEN España en Sevilla, la primera fábrica cervecera de nuestro país con un balance hídrico neutro, gracias a los resultados del proyecto Doñana, que devuelve más de 1.000 millones de litros de agua cada año a la cuenca del río Guadalquivir.