Sevilla, 10 de octubre de 2019. Gracias a un proyecto de recuperación de energía en centrales de producción, la fábrica de Sevilla de HEINEKEN España ha conseguido optimizar su eficiencia energética mediante la recuperación de calor y la reducción del consumo de energía térmica y eléctrica final.

Como resultado, la planta hispalense ha reducido sus consumos de energía final y emisiones de CO2 a través de tres actuaciones prioritarias:

  • Establecimiento de un sistema de recuperación de energía mediante el proceso de condensación del refrigerante R717 en unidades frigoríficas y su entrega al circuito de Agua Blanda.
  • Desarrollo de un sistema de recuperación de la energía disponible en el gas de descarga del refrigerante R717 en unidades frigoríficas y su entrega al circuito de Agua Extra Blanda.
  • Aplicación de un sistema de evaporación y recalentamiento del CO2.

La implantación conjunta de estas tres medidas ha permitido a la fábrica de HEINEKEN en Sevilla importantes mejoras como la recuperación de calor útil, la reducción de los consumos de energía térmica en forma de gas natural, así como un menor consumo eléctrico en condensadores evaporativos, en la planta de frío y en ventiladores de CO2. Más aún, estos ahorros de energía final han permitido reducir las emisiones totales de CO2 de esta planta.

La ejecución del proyecto ha sido apoyada por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) a través de la segunda convocatoria del Programa de ayudas para actuaciones de eficiencia energética en PYME y Gran Empresa del Sector Industrial. La ayuda concedida asciende a 82.650,00 € siendo la inversión elegible del mismo de 275.500,00 €.